Elecciones México: nunca más un concurso de popularidad sin capacidad

Sinmurosnews

Por José Romero Mata.-
Estamos frente a elecciones federales y de algunas gubernaturas en México en donde de nueva cuenta pareciera presentarse un concurso de popularidad.
De manera impresionante han brotado una tremenda lista de candidatos que no tienen ninguna experiencia, ni preparación, no saben lo que es legislar ni mucho menos de administración pública, que debería ser el mínimo requisito para su cargo.

El elector ha estado cansado de solo escuchar por siempre promesas y no ver que se cumpla la palabra ofrecida. En las elecciones del 2018 se dio la máxima expresión del hartazgo de la población decepcionada por los políticos tradicionales que por décadas abusaron y solo se enriquecieron de su puesto.
Ya en el pasado hubo tristes lecciones de escoger a un candidato solo por popularidad o fama y si no que lo digan en Morelos con el gobernador y ex futbolista Cuauhtémoc Blanco pero antes hemos tenido a legisladores como Julio Alemán, Silvia Pinal, Carmen Salinas, Ignacio López Tarso, y hasta un ex stripper con Sergio Mayer.
De todos en sus distintos desempeños no se recuerda una aportación real, sustantiva y trascendental en su trabajo legislativo.
Ahora vemos en las listas de candidatos desde la posible postulación de la ex miss universo Lupita Jones propuesta para gobernadora; Carlos Villagrán “Kiko” para gobernador de Querétaro; actores como Alfredo Adame conocido por escándalos y su mecha corta, -me refiero a su carácter – Malillany Marín; Gabriela Goldsmith; Ernesto Dalessio; Vicente Fernández Jr quien nunca pudo tener éxito en la música; el músico y cantante de banda Marcos Flores y la cantante septuagenaria Paquita la del Barrio para diputada local en Veracruz cargo al que ella misma ha reconocido no saber cual sería su función ni que haría pero ya acepto la postulación.
También aparecen los ex futbolistas “Bofo” Bautista; el “abuelo Cruz”; el ex portero Jorge Campos, el fracasado director técnico José Luis Sánchez Sola “El chelis” y los luchadores Blue Demon y el ex Místico. Estos últimos le añadirán una polémica legal porque además se votara por un encapuchado y nunca se podría conocer su identidad. Esto ya es una locura.
Más que evidente que ante la pandemia y el inevitable cierre de sus fuentes de ingresos, muchos de estos aspirantes solo de llegar a su cargo ven tener seguro un ingreso, privilegios, poder y hasta superioridad moral pero desde ahora será evidente que no sabrán como aterrizar y cumplir con urgente demandas políticas, económicas y sociales.
Por eso votantes, con todo y pandemia, deben sufragar y olvidarse de pensar en que este de nueva cuenta sea solo un concurso de popularidad sino una competencia de los mejores con capacidad y auténtico compromiso y que en la campana se logren acuerdos y se revise su gestión a través de consultas y denuncias ciudadanas y por qué no hasta sea removido y enjuiciado en caso de incumplimientos.

Total Page Visits: 134 - Today Page Visits: 1
Back To Top